<

El paciente diagnosticado de E S debe ser instruido básicamente sobre su enfermedad. Ha de evitar los cambios bruscos de temperatura y protegerse del frío, no solo en manos y pies, sino en todo el cuerpo. Se debe proscribir el tabaco y se han de reducir en lo posible las situaciones de estrés.


Es esencial mantener una buena lubricación de la piel. Por este motivo hay que evitar el uso demasiado frecuente de gel de baño, y en cualquier caso utilizar preferentemente los que tienen capacidad hidratante. Resulta beneficioso el uso de cremas lubricantes.


Son útiles los ejercicios suaves para prevenir deformidades y mejorar la vascularización.

Los cambios que se producen afectan al tejido conectivo en varias partes del cuerpo. La esclerosis sistémica puede afectar a la piel, al esófago, al tubo gastrointestinal, pulmones, riñones, corazón y otros órganos internos. También puede afectar a los vasos sanguíneos, músculos y articulaciones. Los tejidos de los órganos implicados se vuelven duros y fibrosos, impidiendo que funcionen de forma eficaz.


Progresión lenta de los cambios cutáneos. Aparición tardía de afectación visceral, incluyendo hipertensión pulmonar y cirrosis biliar primaria. (SINDROME DE CREST) se refiere a las letras iniciales de cinco rasgos comunes:

Calcinosis, Fenómeno de Raynaud, Disfunción del Esófago, ESclerodactilia, y Telangiectasias.


Anticentrómero (70-80 %). Dilatación con escasa o nula destrucción de capilares.


En la esclerodermia Limitada el engrosamiento de la piel afecta en menor grado; se centra en los dedos, las manos y la cara y se desarrolla lentamente a través de los años. A pesar de que existan problemas internos, éstos son menos frecuentes que en la esclerodermia difusa y suelen detenerse en el comienzo por muchos años.